Alcorcón: querer es poder

Alcorcón- querer es poder

Las sorpresas deportivas nos recuerdan la importancia de la autoconfianza en el fútbol.

Nadie hubiera apostado por un 4-0 en el partido de Copa Alcorcón Real Madrid. El sorprendente resultado a favor de David frente a Goliath es un ejemplo claro de que si te esfuerzas en conseguir un objetivo tienes posibilidades de lograrlo.

A la hora de enfrentarte a una situación, que por lo que sea crees que es imposible, lo primero que tienes que superar es el obstáculo de tu propia mente.

Cuando sientas o digas “no puedo”, imagina que no es cierto. Toma tu negativa como si fuera simplemente el disfraz de un temor y no le des credibilidad o importancia. Reflexiona acerca de los beneficios que obtendrías si pudieras. Evalúa el costo. Luego decide.

Cuando sientas que la frase “no puedo” se te impone, añádele otra frase que refleje posibilidades temporales. Por ejemplo: “no puedo por ahora”, “no puedo hoy, pero mañana sí lo haré”, “me prepararé para hacerlo”. Esta sistematización lo que termina es de derrumbar la barrera psicológica.

Real Madrid- Alcorcón

Si hacemos referencia al partido de fútbol, el Real Madrid era el claro favorito, con un “equipo galáctico” y porno casero el mayor presupuesto del mundo. Pero qué hay del Alcorcón, qué esperanzas tenía. Es un equipo modesto, con recursos mínimos, aunque los jugadores se apoyaron en sus virtudes y dejaron atrás sus imposibilidades previas.

Seguro que en las cabezas de los jugadores de Alcorcón estaba instalado en cierto modo algo palmario: “No vamos a ganar al Madrid”. Pero enfrentaron de cara el problema. La piedra filosofal para la transformación mental es una mezcla del querer es poder, es decir, de la voluntad, la intención o la fuerza de la mente, y de la impresionante plasticidad del cerebro. Al igual que el entrenamiento físico fortalece los músculos, el entrenamiento mental modifica los circuitos del cerebro en la dirección que deseamos.

También ayuda el apoyo de alguien de confianza, como en este caso el entrenador Juan Antonio Anquela, cuya labor de motivación fue seguramente fundamental para derribar el muro de lo imposible.

Elegimos quiénes seremos

Cada uno de nosotros puede, si quiere, transformarse a sí mismo y, por extensión, cambiar su realidad. Del mismo modo, desde hace siglos los budistas sostienen que tenemos la capacidad de convertir el dolor en sabiduría, la envidia en compasión, la angustia en esperanza; que tenemos en nuestra mano la posibilidad de borrar las heridas del pasado y esculpir un futuro. Podemos aprender a ser felices y plenos. También está la teoría que ahonda en que la felicidad de la vida videos porno gay se encuentra justamente en la antesala de la felicidad. En esta ocasión, si alguien imaginaba la goleada, ya era feliz en ese instante. Con la confirmación llegó la excepción y la doble celebración.

La periodista científica Sharon Begley ha recogido en el libro Train your mind, change your brain (entrena tu mente, cambia tu cerebro) diversas opiniones al respecto. En él se puede leer la siguiente cita de Michael Merzenich, un neurocientífico de la Universidad de California-San Francisco (EEUU), que testifica el cambio de pensamiento: “Cada momento elegimos y esculpimos cómo va a trabajar nuestra siempre cambiante mente; por lo que elegimos quiénes seremos en el momento siguiente”. O dicho de otro modo, somos libres para decidir qué tipo de persona deseamos ser. Felices. Como el Alcorcón.

Cirugía estética ¿hasta cuándo?

Cirugía estética ¿hasta cuándo?La cirugía estética no tiene limites de edad

Está muy de actualidad el tema de la cirugía estética en jóvenes pero qué hay de las operaciones en la edad adulta. ¿Cuántas veces hemos tenido que jugar a adivinar la edad cuando hemos visto a un famosillo en la tele?

En el mundo del espectáculo los retoques estéticos están a la orden del día, sobre este tema hay opiniones a favor y en contra como la propia Rachel Weiz, protagonista de Ágora, que comentó que la cirugía estética debería de estar prohibida para los actores ya que si son personas que se dedican a interpretar un papel con su aspecto físico, el botox por lo que podemos observar deja poco margen de gesticulación. Y a favor tenemos una gran cantidad de estrellas del firmamento Hollywoodiano. No hay más que abrir las revistas.

Si nos ponemos a pensar en cuál sería la edad tope para una operación de este calibre nos asaltan las dudas, sin ir más lejos en España tenemos un gran ejemplo Sara Montiel que con sus 86 años ‘confesados’ lleva más de una operación a sus espaldas.

En Italia tenemos a su ‘álter ego’, con 82 años, Gina Lollobrigida que no se queda atrás en lo que a cirugía plástica se refiere.

Estos dos grandes mitos son un claro ‘icono’ de mujeres que no quieren ver como su cuerpo se va deteriorando con el paso de los años.

En el caso de las mujeres con la menopausia sufren una serie de cambios físicos que pueden afectar psicológicamente, ya que cuando se alcanza el periodo perimenopausico se producen desarreglos hormonales, principalmente la progesterona y los estrógenos. Esto hace que el cuerpo de la mujer cambie físicamente, acumulando más grasa en la espalda, perdiendo la forma de la cintura… No todas las mujeres llevan igual esos cambios y son muchas las que se someten a una liposucción ‘postmenopausica’.

Para someterse a una operación de cirugía estética hay que tenerlo muy claro ya que después de la intervención tendrás un momento de bajón emocional, no sólo tendrás que pasar un postoperatorio físico si no también psicológico. Tu cerebro tiene que adaptarse a tu nuevo cambio físico.

El debate no debería ser si la cirugía es buena o no, si no qué puede ocurrir al meterse en un quirófano con una edad avanzada, las complicaciones pueden surgir a cualquier edad, pero hay un tanto por ciento muy elevado que ya juega en contra ¿merecería la pena arriesgarse?

El decálogo del éxito de Gasol

El decálogo del éxito de Gasol

Las claves que le han llevado a ser bicampeón de la NBA

Pau Gasol ha revalidado su título de campeón NBA tras la victoria de Los Ángeles Lakers, en el último partido de la eliminatoria, ante los Boston Celtics por 83-79. Quién se iba a imaginar que uno de los nuestros no sólo iba a triunfar en la NBA, sino a tener en su poder dos anillos de campeón.

No se consiguen tales logros por suerte o casualidad. Pau se ha consagrado en la historia del baloncesto con mucho sufrimiento y superación. A continuación analizamos el decálogo del campeón, las 10 causas por las que pasó de jugar en las canchas de su barrio a ser uno de los máximos exponentes del deporte mundial.

1. Determinación: Pau ha dado su vida por el baloncesto. Comenzó a estudiar medicina pero lo dejó todo, ya que no podía compaginarlo con su deporte. No dudo en viajar a Estados Unidos a comenzar una nueva vida por cumplir su sueño. Tenía claro en lo que quería convertirse y luchó por conseguirlo

2. Sacrificio: Los duros entrenamientos, más exigentes en la NBA, dar el máximo en los partidos para conseguir hacerse un hueco, primero para jugar minutos y más tarde para confirmarse como fijo del quinteto titular. Las largas jornadas de recuperación para recuperar el físico tras sus lesiones.

3. Superación: Las lesiones le han dejado en el dique seco en numerosas ocasiones. Sin embargo no se rindió y consiguió recuperar su fortaleza tras la lesión en el muslo derecho que le tuvo varios meses apartado de la cancha. Las contracturas y roturas de fibras que ha sufrido no le han parado.

4. La educación y vida familiar: En la casa de los Gasol siempre se ha respirado baloncesto. No sólo Pau juega al máximo nivel sino también sus hermanos pequeños: Marc (que actualmente también juega en la NBA en los Memphis Grizzlies) y Adriá, que también juega al baloncesto.

5. Compenetración: Los medios americanos destacan la buena relación entre Bryant y Gasol como principal causa del éxito del equipo californiano. Pau se entiende a la perfección con sus compañeros, y su apoyo moral es fundamental para la marcha del equipo.

6. Concentración: Pocas veces hemos visto a Pau distraído en la cancha. Cuando salta al parqué sabe qué hacer y cómo tiene que hacerlo. La concentración es importantísima a la hora de llevar a cabo una actividad, tan pronto como se pierde, el rival puede adelantarse a tus movimientos y perder el momento.

7. Confianza: Tanto la que tiene en sí mismo como la que desprende. Sus compañeros notan el estado de forma del jugador y le buscan a la hora de llevar a cabo acciones.

8. Responsabilidad: Saber lo que está haciendo, y ser consciente de que tenía algo que ofrecer le hizo centrarse en su deporte, que se convirtió en su profesión. No se le han conocido escándalos, ni salidas de tono. La madurez de la que hace gala ha sido parte de su éxito. Además no tiene miedo al fracaso. Siempre pide la pelota y no duda asumir la responsabilidad de lanzar un triple a falta de 5 centésimas.

9. Dispuesto a aprender: Viajó a Estados Unidos con una mentalidad abierta y trabajadora. Aprovechó su experiencia en Memphis para aprender y reforzar las bases adquiridas en Barcelona. Buscar aprender cada día algo nuevo es importante, una constante renovación es fundamental.

10. Profesionalidad: Tanto fuera como dentro de la cancha. Pau es un ejemplo a seguir por todos los futuros baloncestistas españoles.